10 jun. 2008

Mil perdones

El otro día fue agridulce porque me llegaron malas noticias desde Burgos.
Perdonad que no actualice. Una persona importantísima para mí está pasando por momentos difíciles y estoy intentando que la distancia que nos separa no sea un obstáculo para echarla una mano. Es algo muy serio, se trata de su salud y no puedo fallarla.
Volveré pronto y seguiré con el nuevo proyecto.
Pre: Tú también eres importante para mí. Estoy aquí para lo que necesites.