17 jul. 2008

¡¡Tata Rata llegó!!

Alejandrovaldivielso: ¡¡ con la nevera al fín del mundooo!!
(Aclaración del aludido: "por si la perra tiene sed...")
Hace un montón que no escribo...¡Buf! ¡Y no porque no haya qué contar!
Han llegado Cristina y Alex...bueno, en realidad llegaron el 6 de julio. Hacía justo dos meses que no les veíamos...y tampoco Audrey sabía que venían.
Emocionante la llegada, llevaba toda la semana dándole la brasa a Giorgio con las cosas que íbamos a hacer, comer, sitios por visitar,blablabla,blablabla...
Esperando en la terminal de llegadas del pequeño aeropuerto de la isla lunar, me tiré el café encima del pantalón color camel, que Jorge acababa de traer galantemente de la cafetería...junto con un bollo de chocolate que me revolvió el estómago, ya previamente agitadillo por los nervios.
Entonces se abrieron las puertas de la terminal de equipajes y aparecieron vestidos cuasi de invierno. Cristina llevaba un pocoyó conseguido en la feria de Sampedro en Burgos, unos días antes, y al abrazarnos se echó a llorar como una niña. Mi niña! ¡Qué largos estos dos meses, coñe! ¡Cómo he echado de menos a este ratón! Para mí siempre será un ratoncito.
Luego fuimos al parking, donde Audrey esperaba ya unos 20 minutos. No nos preocupaba el calor porque suele amanecer nublado y fresquito, con un rocío al que llaman 'sereno', y eran las 8:30 de la mañana.
Audrey tiene un rasgo peculiar en su carácter. Cuando alguien de la manada (familia) se ausenta, ella parece no añorar, como es observable que les ocurre a otros perros. Y cuando la persona regresa, no muestra alegría ni alboroto. Es como si pensara: "Ya sabía que iba a volver".
Esto nos llamaba la atención, pero hay que decir que ocurría en ausencias de no más de 15 días. Esta vez han pasado 2 meses. Fue bonito ver cómo, por primera vez, la perra se alborozaba, subiéndosele a Cristina encima de la alegría de verla...regresar. Reálmente es así para ella, no nos hemos marchado nosotros...sino que ha vuelto ella...¿no es curiosa la percepción perruna?
He echado de menos también el compiuter...porque los mozalbetes teenagers estudian comunicación audiovisual ,con sus programillas, sus cosas...y se conectan con los coleguis, acaparando el de mesa y el portátil del curro de Jorge...¡güeno, vale...también me viene al pelo como excusa pa vaguear y no actualizar!
Otro día os cuento lo diver que es bañarse los cuatro pegándonos de hostias con las olas (PA-NI-CO!), sin exagerar un pelín, de éstas que te dan cuatro vueltas y apareces con veinte rozaduras (sin incluir los jetazos contra la arena) en la orilla, arrastrado como una concha de berberecho. Voy a dar el rule de rigor pa ponerme al día de las novedades!