23 oct. 2008

Ánsar vive en Marte

Gracias a los dineros a porrillo que ingresa mediante diversas y lucrativas actividades empresariales, a las que tiene acceso por obra y gracia de la presidencia del Gobierno de éste, nuestro país, parece ser que en el futuro el lider cósmico la diñará tranquilo, mientras los hijos de los hijos de sus nietecillos corretean en refugios lunares y/o marcianos. Digo yo, a juzgar por las últimas estupideces que ha soltado por la boca:

Para Aznar, "en estos tiempos de amenaza de una nueva glaciación en la economía nacional", no tiene sentido destinar esos recursos "a causas tan científicamente cuestionables como ser capaces de mantener la temperatura del planeta Tierra dentro de un centenar de años y resolver un problema que quizá, o quizá no, tengan nuestros tataranietos" (La noticia al completo, aquí)

Ande yo caliente ...ríase la gente, le faltó para rematar la tontería al joputa.
¿Quedóse ya pancho bigotín? Nooooo, qué va! Sentía la necesidad de aclarar que no es negacionista, de manera que la justificación de las bobadas anteriormente declaradas, la fundamentó en el rechazo a una tal "Inquisición antinegacionista" que hace la vida imposible a quien opine que el cambio climático es una paparrucha. Cómo se lo flipa este inmundo tipejo, y qué simpático resulta que se acuerde de los órganos represores de su religión únicamente cuando sirve a los intereses de su mierdología verbal.


¡Qué tío más detestable, por MonEsVol!Hay que decirlo más: ¡ Bigotín a la Haya !