22 oct. 2009

Normas de urbanidad

Estoy viendo los informativos de madrugada, como tengo por costumbre.
Pongo "La noche en 24h" y ahí está Juan Vicente, que antes (sigh!) de que Mari Tere destrozara "La mirada crítica" mañanera de T5, madrugaba más para ir al curro. Pide a los tertulianos express que formulen su opinión acerca de la cuestión que han planteado a los espectadores en la web:
¿Debe ser determinante el aspecto externo a la hora de encontrar trabajo?
No me voy a detener a contarles lo que cada uno de los asistentes ha argumentado, aunque evidentemente todos aportaban distintos matices en función de las que se suponen que son sus líneas ideológicas y editoriales. Porque finalmente, todos han llegado a la misma conclusión: Para conseguir trabajo hay que consentir en lo que requiera el empleador. A pesar de lo que nuestra muchas veces rancia Constitución diga. Y para las ocasiones en las que no sea rancia, ya nos encargaremos los españolistos de interpretarla con ración extra de caspa.
La alusión del presentador al título del post ha sido literal. No les digo más.
Saquen sus propias conclusiones porque yo estoy en paro y no duermo por las noches bien.
Será que los piercing de la cara me ponen nerviosa.