25 jul 2021

Aférrate.



 Me enterneces.

Sé lo que sientes.

Aférrate a ella, mi amor. Son lo mejor de este mundo...

Esta ternura no se va. Indago en tu vida, cómo no hacerlo.

Navego entre marejadas de ira, tristeza y, cada vez menos frecuente, ternura... Que sigue estando, aunque es una llamita exigua.

Saber que estás bien es saber que estás para ella y los que vendrán. 

Pero me invade la tristeza y creo que no es justo ni procedente, pues elegiste dejarme varias estaciones antes de yo llegar a mi destino. 

Si te acojonaste o no, si pensaste que mi locura era vendaval y no soplido entre la aulaga, ya nada se puede hacer, yo seguí mi senda.

No quiero morirme sin verte ni que te vayas tú tampoco.

Siento un lazo, un hilo de nylon irrompible.