27 ene. 2020

Do ut des.


<<Te respondo aquí, mi amante secreto: no es verídico, pero pretendo que lo sea en un futuro. Es una de mis muchas ensoñaciones, de las que me alimentan. Todavía tiene un rostro bastante definido. Pero aspiro a que se difumine, a olvidarle un poco, porque me daña esa mirada profunda sobre mi y necesito borrarla...
Pero soy resiliente y me curo mis propias heridas. Si tú me das tu aliento, antes sanaré>>




Quid pro quo', sí, porque del error y de la curiosidad, que es la madre de la Ciencia, nació algo bello, que no es 'doy para que des'.
Esta relación es simbiosis pura entre almas desgarradas por el desamor. Y nos entendemos tan bien que creo que, además de gustarnos sinceramente, no tenemos tampoco problema al pensar que facilitamos la evasión por unos minutos de otra persona que en principio no está ahí, cuando nos deseamos. Sabemos que el deseo del otro es sincero, a pesar de que haya alguien que lo encienda sólo con prender nuestros respectivos recuerdos.

Yo me siento muy afortunada de ser así. De haber vuelto a serlo, mejor dicho, no me cabe duda. Mi desinhibición es una ventaja, no un inconveniente. Lo que lo era fue estar al lado de una persona, demasiado tiempo, que reprime ese lado tuyo, sibilinamente y machacando tu autoestima y juzgando la educación recibida, por añadidura, en muchas ocasiones como reprobable. Que todo esto salga a flote cuando toca tener a alguien así codo con codo en la crianza de los seres que más amas y amarás siempre. Desde el día en que te declararon su amor con una mirada en un frío quirófano de hospital, tras sacarlas de mi abrigo, y antes de separarlas de mi por seis largas horas, que fue devastador. Simplemente. No le voy a tolerar a nadie nunca más que se interponga entre mis hijas y mi hermana y yo.
Y mi vida íntima, sexual y afectiva sigue siendo solo asunto mío. Personal.
Y de mis amantes. Secretos para siempre ya. Lo toman o lo dejan. El incondicional estará reservado solo a ellas tres, las mambitas, siempre.





Pero a quien doy mi amor sabe que merece la pena aceptar las condiciones.





<<No hay parking en el cielo ni hay ascensor
Solo queda un deseo y un solo error
En algún lugar debe haber algo para ti
Que no tengas ya como aprender a entender

Ven a ver la calle grande mira a los niños jugar
El diablo come aparte en su plato de cristal
En algún lugar debe haber algo para ti
Que no tengas ya como aprender a ver

Que a mi me gustaría poder hacerte feliz
Coger tus sueños y llevárselos al mar
O echarlos a volar y verte sonreír...>>

'Me gustaría poder hacerte feliz' | 'Azul' | Elefantes 2000