12 oct. 2020

Carta Magna.

 11-12*05*2019 

DECLARACIONES DE AMOR 

Vale. He ordenado un poco mis ideas, estaba ahora con mis puchus de tuiter y me encuentro más animada para enfrentarme a esto ya. Cuando termine de escribir esto, volveré a bloquear el WhatsApp y borraré tu número de mi agenda. Es mejor así. No habrá tentaciones, Prefiero dejar esta única vía abierta, PERO, dependiendo de tu reacción a esto que te voy a explicar, borraré también el chat de DMs para zanjar del todo. Y que no tengas ninguna duda de que esto no es una pataleta de “llamo la atención para salirme con la mía”, porque ya te dije que no estoy desesperada. En el sentido de que tengo ramillete de opciones para rehacer mi vida. Y cerca. Y ahora puedo, porque estoy en proceso de romper mi relación conyugal y está hablada nuestra libertad en ese aspecto. Y yo no quiero estar con alguien que me complique la vida. ¿Que me he enamorado? Sí. Como tantas otras veces en la vida. Tampoco para mí el padre de mis hijas era el primero en ese aspecto. A ti no te he tocado. Aún estoy a tiempo de salir del lío. ..

Yo no te pedía nada. No es justo como me hablaste ayer, que si que no te salpicara con mi mierda si me estaba comiendo la cabeza, fue el sonido de sirena. Ahí dije: "Cuidado, EVA". Porque eras tú quien estaba salpicando mierda en mí y mi estado emocional completamente lógico, después de la bomba de que ella te dio un susto hace poco tiempo. Y yo ni puta idea de eso. Te garantizo que si lo , ni de broma me pajeo contigo. Porque yo el feminismo lo llevo a cabo en la vida real. Ayer dudaba de si hubiera caído o no en tu red. Pero hoy no lo dudo. Y menos cuando es súper insensible por tu parte, sabiendo como sabes que tomo antidepresivos y tengo ansiedad. Esto no es para darte lástima en absoluto, porque para mí decírtelo es una prueba de mi dignidad como persona, que mi salud es más maltrecha que la de ella y tengo todavía más vida por delante que dejar arreglada. Como ya te dije una vez, no te haces idea de mis problemas ni remotamente. No podemos estar juntos, porque los tuyos también son de suficiente calado como para que no te controles e insinúes que me quejo de vicio aunque tú creas que eres muy gracioso y que yo me la agarro con papel de fumar. Está todo claro entre tú y yo desde el principio: yo me pillé, tú no y puedes desear a alguien de la manera que yo te he deseado a ti, sin sentir, y yo lo acepté. Pero no me pidas que reprima mis sentimientos. No te cuento mi vida porque vivo el momento cuando estoy contigo. Te doy los detalles mínimos para el momento, para quedar, para compartir. No te doy los demás detalles. Muchos están ahí, soy transparente, ya te lo dije. Si quieres lees, igual que hacen los demás para conocerme. Tú me cuentas tu vida, tío. No cuadra. No me la cuentes. Si pretendes que no me pille, cuenta lo imprescindible. Como antes: "puedo, no puedo, luego en 3 horas..." No. Yo no soy tu paño de lágrimas si solo quieres sexo, tío. Olvídate. Es completamente lógico en una situación así. Cuando ocurrió lo anterior, (lo de “¿en qué puto mundo vives?”) también te pusiste en plan chungo, con aquello de "no te equivoques" y tal. Todavía no entiendo esa frase. No sé qué querías decir con ella. Ni a qué te referías. Y ayer que si tú no eres un hijo de puta... mira tío, en ningún momento dije eso. Mira a ver tus movidas raras por tu lado, también, porque decirte "no soy esa clase de zorra, de qué vas" en un contexto en el que te está extrañando que yo esté jodida por descubrir que una persona está enferma... no sé. Zorra como mala persona no soy, ya te lo digo, que es lo que significa la palabra en esa frase. Y el "¿de qué vas?" es una expresión muy común en Castilla, nada agresiva. Vives ahí, tú mismo. Yo la utilicé porque me dolió que pensaras que soy una persona tan fría como para que me dejes horas pendiente de una conversación postergada, (no sé si recuerdas que lo grabaste en un audio y te dije que me estaba encontrando mal que tenía que procesar) acerca del alcance de la enfermedad, [ Y cuando yo también estaba con pruebas diagnósticas, en el momento de conocerle. Aclaración añadida con posterioridad, para compensar el contexto, que queda cojo al eliminar expresiones que puedan vulnerar intimidades de terceros, en fecha 12/10/2020]. Eres muy insensible. Mucho. Y después decirme que si me como la cabeza que no te salpique mi mierda. Cuando es mierda tuya, la que me ha salpicado. Y ya. No quiero ir más allá. Si te intereso, volverás a seguirme y tendrás otra actitud conmigo. Al fin y al cabo no me conocías de nada cuando todo ha empezado. Aunque eso es obvio que te convenía, con tus experiencias anteriores. Y nada, que tú sé como tengas que ser, que yo haré lo propio, y no me puedo embarcar en algo que me va a dañar y lo veo tan claro tan pronto. No quiero escuchar tu voz, vaya por delante, no quiero flaquear. Obvio que no paso de ti, pero soy dura, he pasado mucho en esta vida. Iré a Burgos. Ya sin prisas. Cuando mejor me cuadre, las cosas que tengo pendientes ahí siguen. Es cosa del legado de mi madre. Si no te duele demasiado mi sinceridad y esto no acaba cerrándose el chat, te avisaré. No quiero dejar pasar la oportunidad de estar unas horas contigo en persona. Pero por mi bienestar emocional, por mis hijas y, sobre todo, mi amor propio, no quiero continuar con esto, porque yo no te he dado ningún problema ni te lo habría dado, de haber sabido comunicarnos. Pero en tu manera de hablarme, no encuentro la calidez de quien no piensa que tiene un PROBLEMA, sino una amiga especial. Creo que no olvidé nada importante. Te tendré en el recuerdo, Nadie, si esto fuera un adiós. Beso. Cuidate.