12 oct. 2020

Previo.

Amalgama. 

Cualidades, también defectos. Transparencia. Valentía, claridad y sinceridad.

Que si sabe que yo iba a responder en positivo, me habría entrado de otra manera...

"Oh, no, corazón... Cuando ya tropezaste más de una vez en la piedra de lo sutil, del avatar que se quiere pintar, de la mujer santa a venerar, pero que jamás será el tipo de mujer que anhelan, del otro que te dice que tienes el guapo subido hoy y al momento siguiente te dice que tiene un marrón que solucionar y que no puede quedarse para hablar de lo que había prometido..."

Mentiras y mentiras para la mujer especial, la central de sus vidas, con la que no intercambian fotos de sus penes erectos pero que son veneradas mientras tú les zorreas a ellos. Porque las fotos a sus pollas son involuntarias, les pusieron una pistola en el pecho para ponérsela gorda. 

Y él pensando que es peor ir a decirte: "Hola, me gusta esto, ¿te hace?".

Invitación. Voy y estalqueo, claro, a ver quién se ha atrevido a venir así, con sonrisa ya en la boca. Me gusta, me pone, "¡así es como se hace, coño, ya era hora!". Año y medio zorreando en el antro y encontrar tipos que hacen follow para que se lo devuelvas y después de clavarte el DM, te dejan de seguir porque te metes duro contra los de su cuerda ideológica. Y se lo dices: "Oye, que no sé si habrá sido el trasto este de app, pero que no me sigues". Y él: "Ah, jajajaja pues es cierto, yo no he sido...". Al cabo de unos días sigue sin seguirte pero tiene el escroto de tal tamaño por la retención, que te viene otra vez a zorrear por DM y le tienes que decir: "Pero que no me sigues, ¿te avergüenza? ¿Pos pa qué vienes a ver si me la clavas?"
Y así, un aburrimiento de tíos serio. A dos les dices que te has pillado y acojonados que se creen ya Michael Douglas, los flipados...

Que dices tú, quizá, persona que lee: <<Tía, vaya entrada más poco romántica que te estás marcando para el que es TU REY de copas, de oros, de bastos etecé "rait nau in yor jart">> 

Pues os equivocáis. No hay nada más sexy y romántico que venir a decirte: "Quiero ponerte cachonda, ¿puedo intentarlo? ¿Quieres?". Decir "SÍ", porque te lo han preguntado sinceramente pero con respeto, sin imponer nada ni ir de guay, y resultar una de las mejores ocasiones de sexo virtual en meses. Flashazo. Yo, alucinandísimo: "Oye, por favor, eres Anonymous y me da repeluco, ¿puedo ver tu cara?"; y él: "Sí, claro". Flashazo otra vez. Valiente. Al parecer piensa, MUY ACERTADAMENTE, que: "sin rodeos, quiere verme, se ha corrido conmigo, y esto es lo que hay, así que ¡va!". La envía. "Esto no puede ser," pienso yo... Es muy guapo.
Despedida agradable, no es pesado, es amable y está contento, agradecido por la atención recíproca.

Transcurre el día, después de la tórrida madrugada. Tantas sorpresas que aún me deparaba.

Estoy amando como nunca. Y no me urge porque lo adoro en mi mente, esté donde esté. Haga lo que haga. 
Y en unos días, estas letras que le dedico, dejarán de ser previas. Ni días. Son 85 horas.